El agua de coco ayuda a prevenir el cáncer y retrasar el envejecimiento

Compartir:

El agua de coco, esa deliciosa y refrescante fruta tropical, contiene una gran cantidad de nutrientes que ayudan a la salud y a la belleza. Pero, su dulce agua produce una larga de beneficios al organismo, algunas incluso, van a hasta prevenir el cáncer, una de las enfermedades más mortíferas del pasado siglo y el actual.

Según la American Heart Association (AMA) el consumo de agua de coco ayuda a reducir la presión arterial. Pero si se toma durante dos semanas el agua de coco hará cinco propiedades maravillosas en tu cuerpo. Acá te las presentamos:

Actúa como antioxidante natural

Las propiedades antioxidantes del agua de coco han sido probadas mayoritariamente en estudios. Su consumo ayuda en la reducción de la oxidación de hepatocitos (células del hígado) y consecuente protección contra radicales libres. El agua de coco es rica en fitohormonas, vitaminas, aminoácidos libres y otros compuestos activos con un gran efecto antioxidante.

Reduce el riesgo de cáncer

Beber agua de coco aumenta las defensas del organismo y prevención de infecciones causadas por microbios o bacterias. Además, reduce el riesgo de varios tipos de cáncer al inhibir el crecimiento de células malignas y tumores. También brinda protección contra enfermedades cardiovasculares como infartos o derrames cerebrales.

Mejora la hidratación

El agua de coco es un electrolito natural que ayuda a que el organismo se mantenga totalmente hidratado.

Reduce los triglicéridos y el colesterol

Un estudio realizado a ratones comprobó que el agua de coco hizo que les disminuyera los triglicéridos y el colesterol. Además se recuperaban más rápidos de los ataques cardíacos.

Retrasa el envejecimiento

El agua de coco se está popularizando a gran velocidad por todos sus beneficios saludables y su efecto anti-edad es una de las mayores causas de esta creciente fama. Esta bebida es una fuente ideal de citoquininas, un compuesto vegetal asociado a la reducción del envejecimiento de células humanas. En otras palabras, es capaz de retardar el proceso de envejecimiento degenerativo que sufren nuestras células cuando alcanzamos una determinada edad.

 

Fuente: nuevamujer.com

Compartir:

Dejar un comentario